Lucia van Hal, RM Southern Europe de Fissler

Fissler
Lucia van Hal, Regional Manager Southern Europe de Fissler.

«Con Fissler, cocinar es un placer. Es justo que el precio sea un factor secundario»

Creando una estructura directa de marketing y ventas, Fissler se está implantando con fuerza en nuestro mercado. Lucia van Hal es la responsable de la región Sur de Europa y, por lo tanto, de España. Su estrategia comercial se apoyará en dos pilares: invertir en imagen de marca, para llegar a nuevos perfiles de clientes, especialmente los más jóvenes; y aumentar la presencia en tiendas especializadas, tanto off como on line.

– ¿Cómo es posible que una empresa fundada en 1845, en un entorno europeo hostil post-Napoleónico, haya sobrevivido 169 años y a dos guerras mundiales? ¿Qué maravillosa filosofía de empresa les ha “mantenido vivos”?

– Sencillo. Ir siempre un paso por delante en innovación y satisfacer al cliente con productos que le ayuden realmente en la cocina. Sin Fissler, la gente no hubiera tenido ollas de aluminio para el fuego eléctrico, «las Goulash Can­non», o seguiría quemándose las manos con las asas si no fuera por las «stay cool» que Fissler diseñó. También fuimos pioneros en crear baterías de cocina con un fondo apto para todo tipo de fuegos, «el famoso Cook Star». Por ello, Fissler ha permanecido y se ha expandido por todo el continente, porque la gente sabe que es sinónimo de avance, innovación y calidad.

– ¿En qué se traducen estos avances ac­tual­mente?

– La gente sabe apreciar nuestros productos porque les ahorramos energía a la hora de cocinar (pueden apagar el fuego antes, porque con el calor residual de Fissler se puede cocinar a diferencia de otros) y eso les ahorra dinero de sus facturas cada mes el resto de sus vidas.
Y no solo ahorramos energía y dinero, sino también algo tan valioso hoy en día como es el tiempo. Con nuestras ollas a presión con válvula «multisetting», se puede cocinar en dos niveles (el arroz y las verduras al mismo tiempo), lo cual permite sacar el máximo provecho a cada alimento. Nutricionistas de todo el mundo ya están recomendando nuestro sistema porque cocinar con Fissler da un mayor aporte de vitaminas y minerales sin perder nunca el color, el sabor o la textura del producto.

– ¿Cuál es su política de lanzamientos?

– Fissler no saca al mercado ningún producto solo para ampliar la gama, sino para aportar más excelencia. Escuchamos al cliente y estudiamos sus necesitades. Y nos esmeramos hasta el último detalle tanto con nuestros productos estrella como con nuestros comple­mentos, como por ejemplo los cuchillos Biónic, que no necesitarán que los afiles nunca en la vida. Muy pocas empresas podrán decir lo mismo. Y por eso, llevamos casi 170 años y nos quedan muchos más por recorrer.

fissler

– La importancia internacional de Fissler contrastaba, hasta ahora, con la poca presencia en el mercado español. ¿Qué ha cambiado dentro de Fissler para hacer posible esta nueva realidad? ¿Cuál es su nueva estructura?

– Aunque la sede sigue estando en Alemania, la dirección apostó por descentralizar las funciones de marketing y ventas a fin de estar más en contacto con el mercado y ser más eficientes a la hora de satisfacer al consumidor local. Nos organizamos en una estructura de regiones, así que yo tengo la respon­sabilidad de trabajar para la región Sur de Europa (Italia, Grecia, Portugal, Andorra, Chipre, Turquía y por supuesto Espa­ña). Nuestra política comercial actual está focalizada en dos pilares: invertir en la imagen de marca para captar a un público más joven que adorará cocinar más rápido y sano; y hacer crecer nuestra presencia en las tiendas especializadas, ya sean off o on line.

– ¿Por qué esta apuesta por el mercado mediterráneo?

– Para Fissler siempre ha sido muy importante el mercado mediterráneo, por su tradición gastronómica y su arte de la mesa. De hecho, Grecia fue uno de los primeros mercados del Sur de Europa donde Fissler empezó fuerte y, tanto es así, que hoy el 60% de los griegos tiene algún producto Fissler en su casa. Habían tenido malas experiencias con ollas a presión que explotaban y encontraron en las nuestras, seguras y duraderas, la solución a sus problemas. Son estos valores los que los consumidores aprecian finalmente, mu­cho más que el precio. Del mismo modo, nos intro­dujimos en Italia y en España mediante el distribuidor Roque Monasterio. Las cuen­tas clave como El Corte Inglés las tratamos directa­mente con el soporte de nuestro equipo de promo­toras y, para todos los distri­buidores, tenemos una es­truc­tura en toda la península, que garantiza el servicio al consumidor.

– ¿En qué momento se encuen­tra la implantación de Fissler en España?

– Estamos en la fase de encontrar los mejores especialistas que sean capaces de dar el servicio que exige nuestra marca. Al mismo tiempo, sintonizar con gente dinámica que entienda que hay que crear actividades, eventos, showcookings o campañas para atraer al consumidor final. Estamos tan seguros de que nuestro producto va a encantar a los consumidores que queremos colaborar con escuelas de cocina para que exploren las posibilidades y se enamoren de nuestros productos. Y todo ello a la vanguardia del social media. Por ello hemos inaugurado nuestra página Facebook con novedades semanales, donde mantendremos un contacto directo con nuestros consumidores, con consejos prácticos y recetas y con todo tipo de actividades interactivas.

– El factor precio es importante en el momento de vender un producto, pero ¿no es quizás la «calidad» un bien supremo, superior al coste?

– Los dos factores son importantes en el momento de vender un producto. Pero no son los únicos. Del mismo modo, es importante la innovación, la funcionalidad y el servicio postventa y Fissler es brillante en todos ellos. Por eso, nuestros consumidores adoran nuestros productos. Con Fissler, es placentero cocinar a diario, así como preparar menús extraordinarios para días festivos. Y es justo, por todo ello, que el precio pase a ser un factor secundario.

– El diseño es un factor diferencial también importante. ¿Cuenta Fissler con un departamento de diseño propio o acude a los grandes diseñadores internacionales cuando de un nuevo producto, o restyling, se trata?

– En Alemania (Idar-Oberstein), Fissler tiene su propio departamento de diseño y especialmente el diseño funcional viene de nuestras propias manos. Para proyectos únicos, trabajamos con diseñadores como Frog Design y Yellow Design. El próximo año, cumplimos 170 años y para celebrar nuestro aniversario lanzaremos una gama limitada dedicada al año 1845, año de nuestro nacimiento.

– Actualmente Fissler está en España con cinco grandes grupos de productos, ollas y cazuelas, ollas a presión, sartenes accesorios de cocina y cuchillos. ¿Tiene previsto, como nueva máxima responsable de Fissler en España, ampliar el abanico de artículos disponibles?

– En este momento, nuestras ollas a presión, fantásticas por cierto, son la prioridad. Del mismo modo, tenemos las ollas y las sartenes, un campo donde somos grandes especialistas y queremos reforzar nuestra posición en el mercado. Los utensilios y cuchillos de diseño son productos de servicio para ampliar nuestra gama y para dar al consumidor fiel y fan de Fissler (que los hay y muchos) la posibilidad de cocinar exclusivamente con nuestros productos de la A a la Z. Nuestro consumidor busca gran calidad y una larga vida para sus productos. Los hay que incluso los heredan de sus madres, cosa que no pueden decir otras marcas. Por ello, nuestro ADN sigue siendo durabilidad, diseño y calidad de todos los materiales. Puede que a priori nuestros productos parezcan más caros que el resto, pero si divides el precio por todos los años con los que contarás con nuestro producto, acaba resultando mucho más barato que la competencia. Porque con un Fissler tienes un íntimo amigo para toda la vida.

– ¿Qué estrategia estan siguiendo para dar a conocer la marca?

– En Fissler, nos encanta que nuestros clientes prueben nuestros productos porque solo así entenderán el gran valor que tienen. Por eso, buscamos siempre el contacto con ellos por medio de nuestras promotoras, bloggers, futuros chefs de las escuelas de hostelería que cocinan con nuestro material, talleres, showcookings… Siempre con el apoyo y colaboración de nuestros clientes. Debe ser un win-win. Y gracias al equipo que lucha conmigo codo con codo cada día estoy convencida que lograremos que en España se conozca mucho más Fissler en un futuro próximo.

– ¿Cuenta Fissler en Alemania con tiendas propias de la marca?

– No. No tenemos tiendas propias en Alemania, aún siendo nuestro país de origen. Aunque tenemos algunas en otros países, esa no es nuestra filosofía. Fissler está muy orgulloso de mantener muy buenas relaciones con sus distribuidores y no pretende interferir. En el caso de que alguna vez se abrieran tiendas propias en aquellos países en los que trabajamos con distribuidores, solo serían a modo de «Flagship» o tienda insignia, a fin de ayudar a nuestros distribuidores a aumentar sus ventas creando más imagen de marca. Por el momento, sólo tenemos tiendas propias en Luxemburgo, Japón, Taiwán y China.

fissler
Sede de Fissler en Alemania.

– La distribución de Fissler en España, ¿cubre ya toda la penín­sula?

– Sí, distribuimos a toda España. De hecho, invito a nuestros clientes de toda la península y las islas a que se pongan en contacto con nosotros para la venta de productos Fissler y con mucho placer les presentaremos nuestra gama de productos. Además, pueden encontrarnos en www.fissler.es y estaremos encantados de recibirlos en el salón Ambiente de Frankfurt, que se celebrará el próximo febrero, donde Fissler tendrá un stand.

– ¿Cuál es su visión sobre el mercado español?

– Es un mercado con mucho potencial y, actualmente, en cambio continuo. Nosotros somos conscientes de que tenemos que ir paso a paso, pero nuestro equipo es un equipo entusiasmado, comprometido, y al mismo tiempo experto, con ganas de viajar conmigo en esta nueva etapa de Fissler. La crisis ha dejado atrás la clase media española, que ahora tiene menos capacidad de consumo. La gente se ha vuelto más experta y menos compulsiva y estudia todas las ofertas en todos los canales antes de comprar. Por ello, tenemos que estar presentes en todos los canales (tradicional y on line) y demostrar que Fissler es una marca de alta calidad, porque nuestras ventajas y beneficios van mucho más lejos que el precio.

Check Also

pedro arcos director general

ENTREVISTA: Pedro Arcos, Director General de Arcos

Hablamos con el Director General de Arcos «De nuestra historia, lo fundamental que hemos aprendido es …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

15 + seis =