Los carros de compra reconquistan la calle

carros de compra

La gama de productos disponibles en el sector de los carros de compra se ha ampliado de modo importante, diversificando la oferta para cubrir todos los segmentos de demanda. Ello es reflejo, al mismo tiempo, de una diversificación de los perfiles consumidores, que han dado entrada a grupos de edad diferentes y más jóvenes.

Al auge de este producto contribuye la corriente ecológica que está eliminando las bolsas de plástico del comercio. No existe ninguna cadena de supermercados donde no se cobre por cada bolsa de plástico. Ha sido asumido con tal rapidez que casi no recordamos que hasta hace poco tiempo se cargaba toda la compra en bolsas. La consecuencia ha sido la búsqueda de sistemas alternativos, desde las bolsas reutilizables, que incluso venden los propios supermercados, hasta el clásico carro de compra.

El carro de compra está de plena actualidad. Y ello se debe, por una parte, al esfuerzo de actualización estética que han realizado los fabricantes; por otra, a la corriente «ecologista» que intenta desterrar las bolsas de plástico de nuestros hábitos de compra. Estos dos fenómenos han conseguido revertir el descenso de las ventas que se produjo con la gene­ralización de los hipermercados en las afueras de las ciudades, a los que se acude en coche particular, haciendo innecesario el uso del carro de compra.

El carro de compra ha reconquistado la calle y acompaña a cada vez más ciudadanos al supermercado, el mercado e incluso el picnic o el paseo. Aunque desconocemos el porcentaje de hogares que disponen de un carro de compra, sí podemos decir que su demanda ha crecido, después de un periodo en que dejaron de estar «de moda». Son muchos los hogares que siguen utilizándolo (o que lo han recuperado), bien para compras más pequeñas en comercios de proximidad o bien porque renuncian a desplazarse en coche para llenar el carro semanal.

Paralelamente, los carros de compra han dejado atrás su función exclusiva de transportar y han sumado importantes componentes de diseño. Son productos ante todo prácticos y urbanos, pero también de calidad y de extrema actualidad y moda. Firmas espa­ñolas como Rolser, Play o Garmol han contribuido a este cambio.
El sector está aprovechando plenamente este tirón, hasta el punto de que prácticamente todos los fabricantes de carros de compra han lanzado también sus propias propuestas de bolsas reutilizables, que resultan más adecuadas cuando se trata de compras de poco volumen.

Más funcionales

Aunque amenazado por las importaciones a bajo precio y las copias ilegales, este sector se ha mostrado saludable incluso durante los peores años de la crisis económica. Las principales firmas del sector no paran de innovar, lanzando nuevos modelos a cada temporada. Y no solamente los estampados se renuevan, sino que también se producen avances tecnológicos que hacen de este producto algo más que un simple medio para ir a la compra.

Los carros de compra actuales son más cómodos y funcionales que nunca y se adaptan al perfil del usuario, según su edad, la carga media que suele arrastrar, la distancia del domicilio al centro de compra o la presencia de escaleras en el recorrido. Han incorporado diferentes mejoras en maneja­bilidad, para que cual­quier persona pueda, por ejemplo, subir y bajar los bordillos con facilidad. El modelo más evolucionado es el carro de 6 rue­das, que práctica­mente «sube solo» los escalo­nes. Sin embargo, el más usado por las perso­nas mayores es el carro de cuatro ruedas, cuyo reparto de pesos y fuerzas lo hace extremadamente manejable.

Para usuarios jóvenes, el más común es el modelo de dos ruedas, plegable y más ligero. Y es que la otra gran exigencia de los carros de compra es que ocu­pen poco espacio. En la simplificación de las fases de plegado y la comodidad para trans­portar el carro una vez plegado se centran ac­tual­mente algunas in­no­vaciones.

Check Also

repostería tastery monográfico menaje

Repostería: el dinamismo no decae en un sector en auge

Según algunos estudios, los españoles gastan nada menos que 40 millones de euros al año en hacer …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × cuatro =